Trenes y barcos de agitación (1918-1921)

Tras el triunfo de la revolución la situación política, económica y social en Rusia es desesperada. El nuevo estado obrero y campesino se encuentra asediado y acosado por el ejército blanco y por la intervención militar extranjera. El lema de Winston Churchill en esos años era que ‘había que estrangular al bolchevismo en su cuna’. Así, tropas de hasta 14 países intervienen en la ocupación de territorios del antiguo imperio zarista (los alemanes ya se encontraban allí como resultado de la Primera Guerra Mundial y el Tratado de Brest-Litovsk pero tras la guerra mundial atacan checoslovacos, japoneses, griegos, británicos, estadounidenses, franceses, polacos, canadienses, serbios, rumanos, italianos, chinos y hasta australianos). Poco a poco el Ejército Rojo Obrero y Campesino, creado en febrero de 1918, consigue ampliar la zona controlada por el gobierno soviético, pero la guerra durará tres años, de 1918 a 1920, y dejará al país devastado. Durante este periodo de comunismo de guerra preocupa enormemente la necesidad de afianzar el apoyo para el gobierno soviético de gran parte de la población campesina, de las pequeñas ciudades y de los soldados rojos. En el ejército, por ejemplo, la creación de los comisarios políticos, aunque iniciada ya tras la revolución de febrero por parte del Gobierno Provisional, tuvo sin duda su máxima expansión tras la creación del Ejército Rojo. Su objetivo será asegurar la lealtad de las tropas mediante el trabajo político -y la coerción en ocasiones, no hay por qué negarlo-. Uno de estos elementos de trabajo político sería el uso de la agitación y propaganda. Es ésta una actividad que ha estado presente en todos los partidos comunistas que en el mundo han sido pero creo que no está de más que aprovechemos esta entrada para explicar un poco en qué consiste. Y para ello nada mejor que utilizar la cita de uno de los textos clásicos del movimiento comunista internacional: Qué hacer de Lenin.
La idea básica es que la propaganda consiste en una explicación ‘a fondo’ -que no demagógica, como se suele entender en la actualidad el término-. La agitación, por contra, consiste en movilizar insistiendo en una única idea: “Hasta ahora creíamos (con Plejánov y con todos los líderes del movimiento obrero internacional) que si un propagandista trata, por ejemplo, el problema del desempleo, debe explicar la naturaleza capitalista de las crisis, mostrar la causa que las hace inevitables en la sociedad actual, exponer la necesidad de transformar la sociedad capitalista en socialista, etc. en una palabra, debe comunicar “muchas ideas”, tantas, que todas ellas en conjunto podrán ser asimiladas en el acto sólo por pocas (relativamente) personas. En cambio, el agitador, al hablar de este mismo problema, tomará un ejemplo, el más destacado y más conocido de su auditorio –pongamos por caso, el de una familia de parados muerta de inanición, el aumento de la miseria, etc. – y, aprovechando ese hecho conocido por todos y cada uno, orientará todos sus esfuerzos a inculcar en la “masa” una sola idea: la idea de cuán absurda es la contradicción entre el incremento de la riqueza y el aumento de la miseria; tratará de despertar en la masa el descontento y la indignación contra esta flagrante injusticia, dejando al propagandista la explicación completa de esta contradicción. Por eso, el propagandista actúa principalmente por medio de la palabra impresa, mientras que el agitador lo hace de viva voz”.

Otro serio problema para el gobierno soviético en los primeros años de la Revolución será la desconexión del centro con las regiones. En numerosas ocasiones los decretos del gobierno y el estado no llegaban a buena parte de territorio. Un antiguo primer ministro zarista, Kokovtsov, contaba en sus memorias cómo él mismo tuvo que dejar a las autoridades de Kislovodsk un decreto soviético que había recibido para que ellos pudiesen copiarlo y devolvérselo al día siguiente. Nadezhda Krupskaia, explicaría también en el diario que escribió sobre su viaje por el Volga con el barco de agitación Estrella Roja -del que pronto hablaremos- cómo al llegar a Nizhni Novgorod para iniciar la travesía “los soldados del Ejército Rojo no nos dejaban pasar incluso con los pases del VTsIK; ni siquiera eran conscientes de su existencia”. Y eso, dieciocho meses después de la Revolución de octubre… Una palabra rusa muy habitual describe esta situación: ‘разруха’, [razrukha], que podemos traducir por desorganización, desbarajuste. Ante este panorama de ‘autonomía regional revolucionaria’ Lenin tenía clara la importancia de los decretos a pesar de que se riesen de los bolcheviques por su incumplimiento. Su importancia consistía en mostrar cuáles eran las propuestas bolcheviques e impulsar a las masas a que ellas mismas se encargasen de su cumplimiento: “… Si renunciáramos señalar en los decretos el camino a seguir, seríamos unos traidores al socialismo. Estos decretos, que no han podido ser aplicados en el acto y en toda su integridad, han desempeñado un importante papel desde el punto de vista de la propaganda. Y si antes hacíamos nuestra propaganda sobre la base de verdades comunes, hoy la hacemos con nuestro trabajo. Esto también es propaganda, pero es una propaganda con la acción, y no en el sentido de acciones aisladas de algunos anarquistas y del viejo socialismo. Nuestros decretos son llamamientos pero no al viejo estilo: “¡Obreros levantaos, derrocada a la burguesía!” No, son exhortaciones a las masas, son llamamientos a acciones prácticas. Los decretos son instrucciones que invitan a la acción práctica de las masas. Eso es lo esencial”. Como recordaría Krupskaia en Lenin como propagandista y agitador, en la que recordaba la cita anterior de una intervención de  Vladimir Ilich en el VIII Congreso del Partido, “Lenin relacionaba estrechamente la agitación con la propaganda y la organización”.

TRENES Y BARCOS DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA
Objetivos, organización y funcionamiento

El precio de la sangre
"El precio de la sangre (hacia el cuarto año en la guerra imperialista)" Periódico mural distribuido desde el tren de agitación Lenin.

La maquinaria de agitprop soviética de los primeros años se basó en la combinación de una red de puntos fijos de agitación, agitpunkty [агитпункты], colocados en sitios estratégicos a lo largo de todo el país, con el uso de elementos móviles de propaganda, los trenes y barcos de agitación. Ambos elementos son una buena prueba de este interés por unir la agitación, la propaganda y la organización. Los trenes iban a desplazarse a los lugares en los que se consideraba que era más importante y/o urgente realizar tareas de agitación mientras los agitpunkty se concentrarían en la propaganda, es decir, en un trabajo más profundo y estable. En 1919 se establecieron ciento cuarenta puntos de agitación y doscientos veinte más en 1920. El diseño estándar consistía en una politdoma (политический дом), literamente, casa política. Se consideraba que debía constar de una biblioteca, un aula, una cantina, sala de teatro y cine y, en los centros con mayor población, salas para el partido y la juventud comunista, una sala para jugar al ajedrez y otra para música. El origen de los trenes, por su parte, se encuentra en los servicios de propaganda del departamento militar del VTsIK. La sigla se corresponde al Comité Ejecutivo Central de Toda Rusia (Всероссийский Центральный Исполнительный Комитет, ВЦИК, o, romanizado, VTsIK). Era este el más alto cuerpo legislativo, administrativo y de supervisión de la República Federativa Soviética Rusa. Es decir, venía a ser la máxima jefatura del estado frente al Consejo de Comisarios del Pueblo, Sovnarkom (Совет народных коммиссаров abreviado como Совнарком) que se correspondería al gobierno, al ejecutivo. Mientras el primero tuvo como presidentes a Sverdlov o Kalinin en estos primeros años, el segundo estaría encabezado por Lenin. Nunca está de más recordar, por cierto, que todos los miembros del primer Sovnarkom que no murieron con anterioridad por causas naturales fueron ejecutados en las purgas de 1937-1938. Todos menos Stalin, claro.

Tren militar móvil Lenin -carteles-
La primera decoración de los trenes de agitación consistía simplemente en pegar carteles a las paredes. El primer cartel de la derecha es el que hemos reproducido arriba: "El precio de la sangre".

Tras la Revolución de Octubre el departamento militar del VTsIK decide en un primer momento que los trenes de tropa contasen con el envío al frente de literatura de agitación acompañada de un instructor. Después se pasó a asignar vagones separados para distribuir dicha literatura y más tarde un tren entero -el móvil Lenin-, a cuyas paredes se pegaron carteles y pancartas. Su poca duración llevó a pintar los vagones con pinturas murales. Tales pinturas se parecían a los carteles tanto por la temática como por el enfoque. El tren constaba de entre siete y nueve vagones e iba equipado con una librería, una biblioteca y oficinas y zonas de habitación. Fue considerado una ‘prueba’ y su éxito llevó a la creación a finales de enero de 1919 en el seno del VTsIK de una comisión especial destinada a los trenes de agitación y propaganda. Los primeros documentos sobre la organización de estos trenes son del 11 de enero de 1919. En esta fecha el Presidium del VTsIK crea una Comisión Especial para la gestión de trenes y barcos de agitación de la que forman parte L.S. Sosnovski (Л.С. Сосновский), K. S. Eremeev (К.С. Еремеев), S. Minin (С. Минин) y Ia.I. Burov (Я.И. Буров) quien dirigirá la comisión. Este último diría más tarde que en realidad sólo él mismo y Eremeev eran quienes habían realizado todo el trabajo de la Comisión. Burov (1881-1950) fue un bolchevique activo participante de la Revolución de Octubre, miembro del VTsIK quien a partir de 1921 trabajó en las revistas Беднота [Los pobres] y Батрак [El bracero] y más tarde en Рабочей газете [La revista de los obreros]. Pronto esta comisión se convirtió en el Departamento de trenes de agitación del VTsIK y Burov fue nombrado su director.

En uno de sus primeros documentos  en estas fechas de marzo de 1919 se establecen los objetivos de los trenes de propaganda:

Recorrer toda la Rusia Soviética con trenes y barcos brillantes, pintados artísticamente, con bibliotecas volantes, depósitos de libros, cinematógrafos, tribunas móviles, aparatos de instrucción e información es una empresa enorme, casi fantástica.
Con estos trenes penetra en todos los rincones de la República la palabra viva de la propaganda y la agitación, estos trenes unen las regiones periféricas separadas del centro por la desorganización del transporte y las comunicaciones. La instrucción de las organizaciones e instituciones locales soviéticas, la recogida de materiales en los sitios, las indicaciones y consejos a los miembros de los soviets y el partido de la periferia: esta es una de las primeras tareas de los trenes y barcos literario-instructores.
Y allá donde no hay vías ferreas, en los rincones más apartados del país, se desplazan camiones con literatura, con instructores, con agitadores.
El Presidium del TsIK ha decidido organizar cinco de estos trenes y en primavera, cuando se abren los ríos, por las vías fluviales de la República, por el Volga y sus afluentes, por el Dnieper se desplazarán barcos literario-instructores.
Todo este aparato móvil es competencia del Presidium del VTsIK. Encabezando cada tren se encuentra un jefe político.
Para el abastecimiento de literatura a los trenes y barcos se ha creado una base la cual, mediante planes preparados de antemano, completa bibliotecas, registra y clasifica literatura y suministra al tren en los lugares de desplazamiento sus trabajos, enviando allí bibliotecas preparadas, literatura periódica y no periódica.
La base, que se encuentra en el centro, es una estafeta y un órgano de abastecimiento y reposición mientras que los trenes y los barcos reparten en las regiones literatura y bibliotecas completadas.

Tren de agitación
Tren de agitación. El cartel reproduce el tren literario-instructor Lenin y sus principales actividades: mítines, reparto de propaganda y cine.

El centro organizador es un departamento para la administración y la gestión de los trenes y barcos literario-instructores que se encuentra en el centro y se comunica con la red móvil de trenes y barcos que cubre toda Rusia con la ayuda de correos, enviando continuamente literatura, periódicos e instrucciones a los trenes.
Cada tren dispone de un depósito, librería, cinematógrafo y sucursal de ROSTA, que fija en vitrinas especiales los últimos telegramas. Junto al tren se encuentra la mesa de información, que recoge quejas y da respuesta a todas las preguntas locales.
Cada comisariado envía su representante en calidad de instructor-jefe y agitador al tren. Carteleros, acompañando al tren, pegan carteles en todas las estaciones, en los trenes que pasan y en las ciudades y aldeas en las que se detiene el tren. Desde el tren se reparten periódicos, octavillas, llamamientos y telegramas de ROSTA en las aldeas, garitas ferroviarias y pueblos.
En las paradas el tren organiza la venta y entrega gratuita de octavillas, llamamientos, etc.
En los hospitales, clubs, salas de lectura, cárceles, en las teterias soviéticas, en las izbas de lectura, en las escuelas se crean bibliotecas con contenido político, científico y literario, y también de temas agrícolas y construcción comunal.
Los instructores se dirigen a las instituciones soviéticas locales con el objetivo de informar y organizar sus actividades. Dan conferencias, charlas, convocan reuniones, informan a los trabajadores de los soviets, corrigen sus errores y dirigen su actividad.
El jefe político conoce el trabajo partidario local, lo dirige e informa a los trabajadores del partido. Se dan mítines, conferencias, sesiones cinematográficas para adultos y niños.
Tales son las tareas de los trenes y barcos literario-instructores. <…>”

Este proyecto será el que se pondrá en marcha. Si bien el primer tren como hemos visto constaba de 7-9 vagones, lo habitual será más tarde que lo formen entre 16 y 18 vagones con un teléfono interno y un radio transmisor para comunicar con la base en Moscú. Trabajaban entre 15 y 18 instructores políticos -de cada departamento del VTsIK- y entre 80-85 técnicos ayudantes.

Los trenes se dividían en diferentes compartimentos. Los más importantes eran el Departamento Político, que controlaba la instrucción y los documentos de agitación y el Departamento de Información, que ayudaba al departamento político a preparar el material de propaganda. Había también una Oficina de Quejas que recibía peticiones de la población y era un muy buen termómetro para detectar las necesidades y el descontento de las masas, información que pasaba al Departamento Político y a las autoridades de Moscú. Finalmente estaba el Departamento del ROSTA, la Agencia Telegráfica Rusa, que era responsable de la organización para publicar periódicos, octavillas, carteles y llamamientos y de gestionar el radiotransmisor del tren. Por último, la mayor parte de los trenes constaban de un departamento de cine, un depósito de libros, una librería y espacio para exposiciones sobre diversos temas. La organización del tren era supervisada por un comisario político enviado directamente por el Presidium del VTsIK.

Así se describe en la obra que hemos utilizado más extensamente el trabajo cotidiano de estos trenes: Por la mañana los instructores se reunían con organizaciones sovéticas o del partido locales. Se pegaban carteles por las calles de la ciudad, empapelando paredes, fábricas, quioscos, etc. con sus coloridos carteles y llamamientos. El departamento de información se llenaba de gente que buscaban respuesta a sus numerosas preguntas. En el vagón-cinematógrafo sonaban las risas y las voces de los niños, y por la noche, al aire libre se colocaba la pantalla contra el vagón y en ella, a través de la ventana, se pasaba película tras película. En el escaparate se colgaban grandes carteles con las últimas noticias del ROSTA: estas vitrinas se iluminaban por la noche con luz eléctrica. A su alrededor se  leían en voz alta las últimas noticias. La ciudad en la que se detenía el tren, se agitaba y se llenaba de una vida desacostumbrada. Se llenaba de carteles y pósteres. En los teatros, en los cinematógrafos, en los clubes se daban charlas, se realizaban mítines; iban en masa los soldados rojos, los trabajadores y la intelligentsia local. Cuando el tren pasaba sin detenerse en la estación, volaban las hojas informativas, los periódicos y las últimas noticias de ROSTA impresas en multicopista. Algunas de estas actividades quedan reflejadas en el video que veremos al final de esta entrada.

Pintando un tren de agitación
La decoración de los trenes de agitación en un cuadro del periodo real-socialista.

La decoración de los trenes

Grupo de artistas que decoró El Este Rojo
Grupo de artistas que decoró El Este Rojo

En un primer momendo se dió plena libertad a los artistas para decorar los trenes. Según Burov la decoración de los tres primeros era demasiado futurista y no fue comprendida por buena parte de la población. Dada la importancia que el poder soviético daba a esta herramienta de propaganda, pronto el control sobre el contenido de los lemas y los dibujos recayó sobre una Comisión para la dirección de los colectivos de artistas para los trenes y barcos de agitación (Izo-Agit) [Изо-Агит], dirigida por I.I. Nivinski (И.И. Нивинский) con un colegio de redacción liderado por V.A. Karpinski (В.А. Карпинский). El objetivo era conseguir unos lemas y dibujos más realistas. El colegio de redacción daba no solo los lemas sino también el tema que debían reflejar los dibujos. Para ello se dotaban de un jurado del que formaban parte representantes de las regiones a las que se iban a dirigir los trenes, ayudando así a dar un ‘colorido’ nacional a los dibujos en la representación de la gente, los vestidos, el movimiento, etc.

Los artistas tenían naturalmente cada uno su estilo, pero predominó un sistema decorativo que consistía generalmente, en primer lugar, en una figura central con los personajes principales en primer plano con tratamiento volumétrico, en segundo plano una multitud o un grupo de gente y, finalmente, en la parte inferior, un paisaje, característico del lugar de la acción. La única excepción sin ‘color local’ fue el tren Revolución de Octubre, dada su idiosincracia. Este blog se especiliza en cine, no en arte pictórico y por lo tanto no entraremos en el análisis del estilo, los artistas y las representaciones que se encontraban en cada uno de los trenes. Los mostraremos en galería fotográfica, pero para mayor información lo mejor es utilizar la bibliografía que se da al final de esta entrada.

 

Reorganización del sistema
El 12 de noviembre de 1920 se publica el decreto del Sovnarkom sobre la creación de Glavpolitprosvet,  el Principal Comité Político-Instructor de la República [Главный политико-просветительный комитет Республики]. Se fundó sobre la base del Departamento de Educación Extraescolar del Narkompros con el objetivo de centralizar todo el trabajo político-instructor y de agitación y propaganda en el país. Su primera directora fue Nadezhda Krupskaia, la mujer de Lenin, y reflejaba el interés de este por un mejor control y gestión de la propaganda. el Glavpolitprosvet dirigió programas de instrucción masiva para adultos (liquidación del analfabetismo, escuelas y cursos para jóvenes, clubs, bibliotecas, izbas de lectura) así como de instrucción en el partido (universidades comunistas, escuelas del partido). Ese mismo mes de noviembre el departamento de trenes y barcos de agitación del VTsIK pasa a depender de este nuevo comité. Se decide sin embargo que se mantiene el mandato del VTsIK sobre el departamento y en la práctica lo único que varió fue la situación del departamento artístico -Izo-Agit-. No obstante, el ritmo y la actividad del departamento decrece y en 1921 prácticamente desaparecen los trenes de agitación, pese a que existieron proyectos de continuación en trenes de agitación agrícola.

A finales de 1920 se publicó un resumen de las actividades de todos los barcos y trenes de agitación que se habían creado hasta el momento. No es una cifra total pero nos permite hacernos una idea de la importancia que tuvieron en el campo de la agitación durante los años de la guerra civil y el comunismo de guerra:

Cargando propaganda en un tren de agitación
Cargando propaganda en un tren de agitación

Resumen del trabajo de los trenes y barcos de agitación del VTsIK entre el 27 de diciembre de 1918 y el 12 de diciembre de 1920.

  • Viajes del Revolución de Octubre: 12
  • Viajes del Lenin: 3
  • Viajes del Cosaco Rojo: 1
  • Viajes del Cáucaso soviético: 1
  • Viajes del Este Rojo: 1
  • Viajes del barco Estrella Roja: 2

Total: 20 viajes

  • Provincias que recibieron visitas frecuentes: 96
  • Paradas realizadas: 775

En capitales de provincia: 96
En capitales de distrito: 189
En pueblos: 468
En fábricas: 14

  • Reparto de propaganda
    Reparto de propaganda

    Tiempo pasado en las paradas: 659 días

  • Mítines realizados: 1891. Asistentes: 2.752.000
  • Conferencias impartidas: 1008. Asistentes: 25.500
  • Reuniones celebradas con trabajadores locales: 1.334
  • Realizadas con organizaciones soviéticas y del partido: 3.543
  • Sesiones de cine: 1.962. Conciertos: 106. Asistentes a las sesiones de cine y conciertos: 2.216.000
  • Cantidad de quejas y denuncias recibidas: 14.548
  • Visitantes a la exposición sobre agricultura, sanidad, etc. en el barco Estrella roja: 132.500
  • Visitantes a la exposición sobre sanidad en el tren Este Rojo: 34.000
  • Distribución de impresos en tipografías móviles en ruso y otras lenguas:

1) periódicos: 1.641.400 ejemplares
2) octavillas: 1.428.000 ejemplares

  • Venta de literatura por un valor de: 11.657.335 rublos

 

TODOS LOS TRENES Y BARCOS

El problema para orientarse entre los diferentes trenes es la manía que tenían nuestros camaradas de llamar ‘Lenin’ a todo lo que hacían. Hasta cuatro trenes distintos llevarán ese nombre. Veremos en detalle cada uno de ellos, pero ahora los citamos todos juntos para poder diferenciarlos. Para ello, hay que fijarse en el apelativo con el que se denomina a cada uno de ellos: ‘tren militar-móvil’; tren literario-instructor’; ‘tren agitador-instructor’ -aunque este cambiará de nombre y será pronto conocido como ‘Revolución de Octubre’ y ‘tren ucraniano’. He aquí el listado:
-‘Tren militar-móvil para el frente V.I. Lenin [Военно-подвижном фронтовом поезде им. В.И. Ленина] . Es el primero de ellos, creado a mediados de septiembre de 1918.
-Tren literario-instructor -o literario y de instrucción, según traduzcamos- V.I. Lenin nº 1 [Литературно-инструкторском поезде им. В.И. Ленина Nº 1]. Como su nombre indica, es el primero de la serie de trenes del VTsIK. Realiza su primer viaje en diciembre de 1918.
-‘Tren agitador-instructor -o de agitación e instrucción- V.I. Lenin’ [Агитационно-инструкторский поезд им. В.И. Ленина] que cambia el nombre a ‘Tren literario-instructor Revolución de Octubre’ [Литературно-инструкторский поезд Октябрьская революция]. Sale de moscu en abril de 1919 y será el más popular de toda la serie, con 12 viajes realizados y la presencia habitual del presidente del VTsIK Mikhail Kalinin.
-‘Tren ucraniano Lenin’ [Украинский поезд им. В.И. Ленина]. El literario-instructor se convierte en El cosaco rojo y posteriormente en el literario-instructor ucraniano Lenin.

 

Lunacharski ante un tren de agitación
Lunacharski ante un tren de agitación

Veámos la lista de todos los trenes y barcos que he podido localizar. A continuación veremos con más detalle alguno de ellos.

  • Móvil Lenin (VTsIK)
  • Agitador-instructor Lenin (VTsIK)
  • Revolución de Octubre (VTsIK)
  • Cosaco Rojo (VTsIK)
  • Este Rojo (VTsIK)
  • Caúcaso Soviético (VTsIK)
  • Lenin (ucraniano) (VTsIK)
  • Bandera roja (VTsIK)
  • Ferroviario Rojo
  • Iakov Sverdlov (VTsIK)
  • El Norte Rojo (VTsIK)
  • Comunista (Proletkult) De este tren y los dos siguientes no he podido encontrar más que una nota a pie de página (44).
  • Ejército Rojo (Proletkult)
  • III Internacional (Proletkult)
  • Tren de la comuna de Pretrogrado
  • Diversos trenes en Ekaterinburgo (Tercer Ejército del Fente del Este)
  • Ucrania soviética (vTSIK ucraniano).

Al parecer, incluso los contrarrevolucionarios blancos tuvieron trenes de agitación:

  • Atamán (o general) Kaledin. 18 de mayo de 1919. En Rostov del Don se crea el tren de agitación General Kaledin. Seis vagones pintados. El tren consta de tipografía, estación eléctrica, sala de lectura, almacén de literatura para distribuir, salón de té para los soldados y cinematógrafo. Jefe del tren el capitán Solovski. Primer viaje del tren Atamán Kaledin el 30 de julio.
  • 23 de julio de 1919. Inauguración del tren de agitación ucraniano “Víctimas de la contrarrevolución en Kiev”. ¿Blanco o rojo? No lo tengo muy claro y no he encontrado más información.
  • Principios de agosto de 1919. En Tsaritsin se habilita una barcaza de agitación del ejército voluntario del general Denikin.

Esbozo de la decoración de un tren
Las fotografías que nos han llegado no nos permiten hacernos una idea cabal del aspecto que tenían los trenes de agitación, pintados con brillantes colores. Puede ayudarnos a imaginarlo este esbozo para la decoración de un tren.

Tren militar-móvil para el frente V.I. Lenin [Военно-подвижный фронтовый поезд им. В.И. Ленина].
El primer tren, el militar-móvil Lenin, fue considerado “de prueba” y constaba de 7-9 vagones de pasajeros y mercancías. No se tiene demasiada información sobre él. Salió de Moscú en septiembre de 1918 -según otras fuentes, muy probablemente incorrectas, el 13 de agosto- y regresó el 1 de octubre en un viaje hasta Kazan. La decoración se realizó en la estación de Kursk. Respecto a la decoración, no existió un criterio unificador. Se les ofreció a diversos artistas, algunos de ellos pintores de iconos, las paredes de los vagones. Al parecer el resultado fue algo ligeramente caótico. En el techo del tren se colgaron pancartas con el lema “Proletarios de todos los países, uníos“. En uno de los vagones se dibujó un sol del comunismo, un símbolo muy utilizado en aquella época, iluminando la bola del mundo, con las figuras de un obrero y una campesina a los lados rodeados de nubes, como en los iconos. El lema era ‘El sol del comunismo ilumina el mundo‘. El vagón con la literatura iba decorado con dibujos de libros.

El tren se dedicó a la distribución de panfletos y periódicos a unidades del Ejército Rojo estacionadas a lo largo de la vía. Se centró por tanto, aunque no se limitó a ello, a la propaganda entre las tropas. Su viaje se consideró tan exitoso que Trotski encargó 5 trenes más ‘literario-instructores’. Ya vimos que según Burov la decoración de los tres primeros trenes era demasiado futurista y no era comprendida por buena parte de la población. Sobre este tren escribe que estaba “pintado o, más bien, pintarrajeado”.  El operador cinematográfico que lo acompañó fue Tissé, el mismo que años después colaboraría en las películas más importantes de Eisenstein.

Tren móvil Lenin
Tren móvil Lenin

Veamos algunos textos de la época que se refieren a este tren:

Informe de Burov (40): “el tren estaba formado por 7-9 vagones de pasajeros y mercancías en los que se instalaron: depósitos de libros, venta de libros con una pequeña oficina y un vagón-cocina. Equipado con gran rapidez, también fue pintado (o, más bien, pintarrajeado) a trancas y barrancas. Con el nombre de ‘Lenin’, se dirigió a Kazan, lugar recién liberado por el Ejército Rojo de los sediciosos contrarrevolucionarios checoslovacos. Al tren lo acompañaron a la estación Ia.M. Sverdlov, V.A. Antonov-Ovseenko y otros camaradas, quienes colmaron de elogios la organización del tren. En el tren viajaron Burov y dos agitadores, los camaradas Savialova y Skokov. El 1 de octubre el tren volvió a Moscú”. Dado que Kazan no fue liberada hasta el 10 de septiembre de 1918, la información de que el tren salió de Moscú el 13 de agosto, cabe suponer que es incorrecta.
Texto de Stradian (42): “El extraño aspecto de nuestro tren, las paredes pintadas de los vagones, el verde, los carteles, llamaban la atención de los campesinos que trabajaban en el campo: se quedaban pasmados al pasar el tren.
En la estación de Liubertsy, la primera parada. Mucha gente en el andén. Todos se arrojan hacia nuestro tren, miran los carteles, leen las inscripciones revolucionarias…
Junto al vagón de carga, cuyas paredes están pintadas con carteles cubistas, risas y bromas: la nueva dirección en la pintura alegra a la multitud de campesinos entrados en años…
De los carteles el que tiene más éxito es el de la pintura de una joven campesina…”

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin

 


Tren literario-instructor V.I. Lenin nº 1 [Литературно-инструкторском поезде им. В.И. Ленина Nº 1]
Salió de Moscú el 26 de diciembre de 1918. Organizado por el departamento de la guerra del VTsIK. El encargado de la decoración fue A. A. Osmerkin [А.А. Осмеркин]. Se realizó en los talleres de la estación de Kursk en Moscú. El tren iba dirigido por Sosnovski, miembro del VTsIK y de la Comisión de trenes de agitación. Realizó tres viajes entre diciembre de 1918 y enero de 1920.

-26 diciembre 1918-18 marzo 1919. El tren de agitación del VTSIK Lenin sale en su primer viaje hacia la región noroeste. Visita Pskov, Riga, Vitebsk, Vilna, Minsk, Kharkov y Kursk, es decir, las regiones de las que se acababa de retirar el ejército alemán.
-29 de junio-agosto de 1919. Segundo viaje del tren del VTsIK Lenin. Tras tres meses de espera en Moscú, por lo que se les acusó de perder el tiempo, el tren partió para Ucrania donde el Ejército Rojo luchaba contra Denikin.
-18 de octubre de 1919-1 enero 1920. Tercer viaje del Lenin por Siberia y los Urales. Visita Samara, Omsk y Ekaterinburgo. El viaje coincidió con la derrota de Kolchak. El objetivo era mejorar el flujo de grano a las ciudades y aliviar el empeoramiento del abastecimiento causado por el avance de Denikin hacia Tula. Se realizaron 146 sesiones de cine con 554000 espectadores.

Mapa del recorrido:

Ver el recorrido en una ventana nueva

Tren literario-instructor Lenin nº 1
Imagen del tren literario-instructor Lenin nº1. El lema dibujado dice: "Todos los gobiernos mantienen al pueblo en la oscuridad. Solo un gobierno soviético conduce al pueblo hacia la luz, le da libros y conocimiento".

Escritos de la época sobre este tren:

-Del informe del jefe del tren “Literario-instructor Lenin nº 1” L.K. Likhterman:
<…>En general el trabajo en el tren no cesaba ni un minuto durante el día y a menudo incluso durante las paradas nocturnas en pequeñas estaciones. Se empleaban las paradas más cortas y fortuitas, e incluso cuando el tren pasaba por cualquier plataforma o apeadero, desde sus ventanas se lanzaban octavillas, telegramas, periódicos que eran cazados con avidez y al vuelo por los peatones casuales. Las estaciones más perdidas y abandonadas, con la llegada del tren se volvían irreconocibles. En pocos minutos todos los edificios de la estación, los postes, los vagones de los trenes que pasaban se cubrían enteramente de carteles y llamamientos; crecía al momento una cola ordenada de compradores junto al almacén; del depósito se bajaba literatura para diversas organizaciones; comenzaba la sesión de cine y a cielo abierto se celebraba un mítin en el que participaban campesinos, soldados rojos y la juventud local, llegados para ver el tren ‘raro’ y atraidos por su aspecto extraordinario. Tales mítines improvisados se sucedían con viveza y con éxito, realizándosele al orador multitud de preguntas del tipo más diverso (sobre la tierra, sobre el nuevo régimen, sobre la comuna, etc.) a las que daba plenas y completas respuestas, escuchadas con especial atención. Tras el mítin se procedía al reparto de literatura -periódicos, telegramas, octavillas, etc.-. En algunas estaciones la llegada del tren no era inesperada: en la estación Malinovka, por ejemplo, el tren se encontró con campesinos que esperaban al camarada Lenin. Organizaron una marcha con banderas rojas y cantos revolucionarios. Sucedía en ocasiones que los campesinos, al oir que el tren llegaba, venían de muy lejanos pueblos. <…> En todas las estaciones algún instructor salía y explicaba a la multitud reunida los objetivos y el significado de los adornos del tren. También hablaba de ello la octavilla “Nuestro tren” del camarada Sosnovski escrita durante el viaje.
El campesinado recibía al tren con gran interés y amistosamente. Esta es la impresión general de todos los participantes en el primer viaje. Se arrojaban con avidez sobre la literatura repartida y vendida y seguían con atención cada palabra del orador. Pero los principales espectadores eran los niños, quienes siempre eran los primeros en llegar y los últimos en irse del tren. Casi en todas las estaciones el cinematógrafo del tren ofrecía una sesión especial para niños, se les repartían libros, postales, artículos de escritura, y eran plenamente felices.
En los puntos más importantes, a los que se había notificado mediante telegramas enviados desde la estación más cercana de la llegada del tren, los comités del partido locales lo recibían (a veces el encuentro resultaba ordenado y muy solemne, por ejemplo en Rezhitsa, donde los soldados rojos salieron a recibir el tren con música y antorchas) e inmediatamente se celebraban reuniones con los instructores en las cuales se elaboraba conjuntamente el plan de trabajo, la duración de la estancia en la ciudad, etc. Con la ayuda de los Soviets locales se organizaban mítines, conferencias y reuniones. En todas partes donde solo había más o menos organizada una célula del partido, se celebraban reuniones de partido en las que a los camaradas de la provincia se les daban explicaciones, instrucciones para las organizaciones y otros temas. <…>

Biblioteca de un tren de agitación
Biblioteca de un tren de agitación

-Del documento al que antes hemos hecho referencia mostrando los objetivos de los trenes de agitación:
“El tren literario-instructor Lenin nº 1 constaba en su primer viaje de 15 vagones, decorados con pinturas de colores de agitación y del estilo de carteles, con brillantes y enérgicos lemas. Su aspecto exterior es una brillante muestra de la agitación y propaganda artística móvil.
De los 15 vagones cuatro son depósitos de literatura, uno es un almacén, y uno de cada para el cinematógrafo, para la estación eléctrica, despacho para el departamento de ROSTA y el departamento de información, en otro vagón se encuentra el personal administrativo y hay además, un vagón comedor.
Los compartimentos en los vagones están adaptados y acondicionados para el trabajo. En cada departamento hay un escritorio, un armario y estantes para libros.
En el vagón-almacén hay estanterías para libros, un mostrador, una cabina para el cajero con una caja registradora automática.
El cinematógrafo ocupa un gran vagón, con asientos para los espectadores elevándose a medida que se alejan de la pantalla, con un púlpito para el lector junto a la pantalla, con un piano con el que el pianista ilustra lo que se muestra en las imágenes con piezas musicales. Los vagones se unen uno con otro con el sistema americano de acordeón.
Encabezando el primer tren en calidad de jefe político participó el miembro del Presidium de VTsIK camarada Sosnovski…
Recorrido del tren Lenin nº 1.
…el tren recorrió todas las regiones occidentales: Lituania, Bielorrusia, Letonia, parte de Ucrania, haciendo paradas en 25 puntos y recorriendo 3590 verstas.
El tren se detuvo en remotas estaciones, donde se celebraron mítines para los campesinos, los cuales, avisados por anticipación de la llegada del tren por el comité ejecutivo mediante telégrafo, se reunieron en enormes multitudes… [GARF_ f. 1252. OP. 1, D. 101, L. 63-65, copia].

La decoración, como en el tren anterior, y a pesar de contar con un coordinador artístico, no tenía una unidad temática o estilística. Predominaban las imágenes satíricas (42). El vagón del cinematógrafo se pintó como un pórtico con el lema “Teatro del pueblo” y las imágenes de un obrero y una campesina, con un tamaño desproporcionado para el tamaño del pórtico -Es la imagen que encabeza esta entrada-. Otras ilustraciones llevan el lema “Hacia atrás, las cadenas de la esclavitud y la oscuridad” “Adelante hacia el comunismo” “Hacia adelante, la entrada al luminoso reino del socialismo” y “De las tinieblas y opresión del capital, mediante la dictadura del proletariado, hacia el luminoso reino del trabajo comunista“. Otros eran muy similares a la pintura de iconos. El vagón-oficina representaba a un grupo de obreros con la bandera en el centro y el lema “Todos los gobiernos mantienen al pueblo en la oscuridad, solo un gobierno soviético conduce el pueblo hacia la luz. Le da libros y conocimiento.” La pintura que lleva por lema “Mantened la comunicación con vuestro gobierno obrero-campesino” quizá sea obra del propio Osmerkin pues se parece a otras obras del mismo artista.

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin

 


Tren literario-instructor Revolución de Octubre [Литературно-инструкторском поезде Октябрьская революция]

Kalinin dando un mítin desde el tren Revolución de Octubre
Kalinin dando un mítin desde el tren Revolución de Octubre. Obsérvese "la tribuna"...

El tren Revolución de Octubre -inicialmente llamado agitador-instructor Lenin- fue el más importante de toda la serie y tenía características propias. A diferencia de todos los demás, realizó muchos más viajes -doce- pero de menor duración. La media era de unas tres semanas con paradas de doce horas. Los demás solían hacer viajes de hasta tres meses y con paradas en algunas ciudades de días. En realidad el objetivo principal era mostrar la presencia del estado por todo el territorio. De ahí que participase en todos los viajes el presidente del VTsIK, Mikhail Kalinin. Tan importante era esta presencia que los trenes de agitación, pero fundamentalmente este, eran conocidos como “el VTsIK sobre raíles”. Como nos cuenta Levitski en sus memorias Kalinin daba multitud de mítines entre los soldados rojos y los campesinos de las zonas recorridas, en muchas ocasiones relativamente alejadas de la estación, utilizando un viejo Ford para desplazarse a los puntos de encuentro. A finales de 1920 el tren había realizado 430 sesiones cinematográficas con 620.000 asistentes. Contaba con su propio periódico, К поведе! [¡Hacia la victoria!]

Los viajes realizados fueron los siguientes:
-29 abril 1919-?. Primer viaje Moscú-Murom-Kazan-Sviazhsk-Simbirsk-etc. Se realizaron 70 sesiones de cine para 42616 espectadores. Los operadores del VFKO G.V. Gibel, A. A Levitski y otros participan en varios viajes del tren Revolución de octubre.
-5-29 de junio. Segundo viaje: Moscú-Smolensk-Mogilev-Gomel-Minsk-etc.
-13 de julio-5 agosto. Tercer viaje: Moscú-Kozlov-Tambov-Kirsanov-Saratov-etc.
-Septiembre?: Cuarto viaje?
-24 de octubre-19 de noviembre. Quinto viaje: Moscú-Tula-Kozlov-Voronezh-Tambov-Orel-etc.
-19 de diciembre-3 de enero. Sexto viaje: Por la región de Petrogrado.
-6-27 de enero. Séptimo viaje: Tambov-Tula-Voronezh-Región del Don-Saratov-Riazan. Levitski participa como operador. Con lo grabado, Dziga Vertov monta la película “Tren de agitación del VTsIK” (1921).
-2-25 de marzo. Octavo viaje: Orlov-Kursk-Kharkov-Ekaterinoslav-Don-Tulsk.
-20 de mayo-6 de junio. Noveno viaje: Orlov-Kharkov-Poltava-Kiev-Ekaterinoslav.
-7-31 de agosto. Décimo viaje: Voronezh-Novocherkas, Ekaterinodarsk, Donbas y Kuban.
-8-30 de octubre. Undécimo viaje: Kharkov-Poltava-Kremenchug-Nikolaevski-Ekaterinoslavsk.
-12 de noviembre-12 de diciembre. Duodécimo viaje: Moscú-Ufa-Zlatoust-Uslady-Kurgansk-Petropavlosk-Omsk-Novo-Nilolaevsk-Barnaul-Tomsk-Tayga-Krasnoyarsk-Irkutsk-Tiumen-Viatka-Vologda.

Tren literario-instructor Revolución de Octubre
Tren literario-instructor Revolución de Octubre. En la parte superior se ve parte del nombre del tren, en la inferior el lema: "En Octubre se rompieron las cadenas de una esclavitud de siglos".

Mapa del recorrido:

Ampliación de los viajes del tren de agitación Revolución de octubre en una ventana nueva.

Respecto a la decoración parece claro que existieron al menos dos decoraciones diferentes. Una de 1919 y otra de 1920. La primera fue dirigida probablemente por el conocido artista Moor. En las revistas de la época se decía que era más realista que las anteriores de los otros trenes de agitación. El estilo es similar al de los carteles de la época. Aparece, por ejemplo, grandes figuras de un obrero y un soldado rojo y en la parte inferior un paisaje con figuras mucho menores. También aparecen los típicos dibujos satíricos. Por ejemplo una con el lema: “Barre con la escoba más rápido – no te lamentes: barre al mal zar-rey” acompañando la imagen de un obrero con una escoba barriendo pequeñas figuras de los viejos poderes. También se representan, al estilo de los antiguos frescos rusos, la lucha de los rojos contra los blancos. No es la única representación típica del folklore. Vemos representado también al capitalismo en la figura de serpientes, dragones o monstruos. También se encuentran algunas imágenes que aluden a la lucha revolucionaria en Alemania.
La opinión sobre estos tres primeros trenes, como vimos anteriormente, era negativa en lo que hacía referencia a su adscripción al futurismo. Según Burov, “las paredes de los vagones estaban cubiertas de imágenes futuristas y simbolistas, representaciones de monstruos enormes devorando la revolución. La mayor parte de estas imágenes no eran entendidas y a menudo provocaban la perplejidad de la población local. Los organizadores no tenían experiencia en este tema y a los artistas se les concedía una casi completa libertad de acción“.

Por otra parte, el tren en 1920 es decorado por el Izo-Agit: el 25 de mayo de 1920 se termina las tareas de pintura. A diferencia de la anterior ahora se pone el acento en la reconstrucción económica del país como se puede ver por los lemas e imágenes decididos por el jurado artístico:
Nº-Artista-Tema-Nº y tipo de vagón (aparecen en la misma línea los dos lados de cada vagón)
1-N.N. Pomanski -“Desecación de los pantanos”-1527 === 28 – N.M. Kochergin – Pescado
2-Prokhorov- “Central eléctrica”- 1508 De servicio === 27- A.I. Guschin – Bosque
3-A.S. Soborova – Ilustración (instrucción) – 1509 De mando === 26- A.G. Iakimenko – Subbotnik (jornadas voluntarias de trabajo)
4-N.V. Kostianitsin – Martillo – 1237 De servicio === 25- T.V. Gusev – El puente de Kama
5-S.E. Tikhonov – Venganza y muerte – 1247 de instrucción === 24- D.I. Melnikov – Poder soviético en el norte
6-N.P. Pashkov – Saludos de Moscú – 1118 De administración === 23- I.A. Grandi – Ornamento
7-A.I. Guschin – Campesinos – 1526 De oficina === 22- N.I. Sapalov – Turba
8-A.S. Ianchenko – Carreteras – 1358 Tipografía === 21- N.E. Tikhonov – Teléfono
9-N.M. Kochergin – Химдрев Madera química?? – 940276 Depósito ===20- S.N. Tikhonov – Ornamento
10-N.M. Kochergin – Monstruo o, La desorganización – 2115 Cine === 19- D.I. Melnikov – Limpieza, o lucha con las epidemias
11-N.P. Pashkov – Ornamento – 940958 Central eléctrica === 18- A.A. Glazunov – Ornamento
12-M.A. Markichev – Enseñar, o Escuela – 148 Garaje === 17- S.I. Pichugin – Cuadro o Geografía económica
13-L.E. Fainberg I.I- Nivinski – Ornamento – 940591 Mezcla === 16 – A.P. Belski – Ornamento
14-M.A. Markichev – Ornamento – 429318 Vagón frigorífico === 15- M.A. Dobrov – Mapa, o, rodeado por los burgueses

Texto de la época sobre el tren:

El tren “Revolución de octubre’ consta de 17 vagones. Al recorrer con la vista el tren en la estación Saviolovski ves exactamente una ciudadela toda ella adornada con pinceladas de decenas de colores. Los cuadros de este tren difiere ventajosamente de las paredes adornadas del tren ‘Lenin’ en el sentido de un mayor realismo, mayor precisión de las figuras y la ausencia de jeroglíficos futuristas” (Noticias del Soviet de la Gobernación de Vitebsk de diputados campesinos, obreros, soldados rojos y braceros”. Nº 76, 5 abril de 1919)

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin


Tren agitador-instructor Iakov Sverdlov [Агитационно-инструкторский поезд им. Якова Свердлова]
La única información disponible es el encargo al grupo de artistas de Izo-Agit para su decoración en octubre de 1919.


Tren agitador-instructor Este Rojo [Красный Восток]
Salió de Moscú hacia Turkestán a finales de enero de 1920. Recorrió Samarkanda, Fergana, Sirdarin, Bujará y Pishpekski. Volvió a Moscú a mediados de julio.
El segundo viaje fue hacia Turkestán en la segunda mitad de 1920. (55)
Mapa del recorrido:

Viaje del Este Rojo

 

Tren de agitación El Este Rojo
Tren de agitación El Este Rojo

 

Fue la primera decoración documentada realizada por Izo-Agit. Se intentó dar un ‘color local’.Los artistas tenían naturalmente cada uno su estilo, pero predominaba un sistema decorativo similar en el que se encontraba habitualmente una figura central con los personajes principales en primer plano con tratamiento volumétrico, en segundo plano -una multitud o un grupo de gente- y finalmente, en la parte inferior, un paisaje, característico del lugar de la acción. En uno de los cuadros se ven camellos, por ejemplo. En algunas imágenes se imita la miniatura oriental, en otros los motivos orientalizantes semejantes a los de las alfombras de Asia Central y con inscripciones en árabe.
En el tren viajaba también el teatro de marionetas Petrushki.

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin


Tren de agitación-instrucción El Cosaco Rojo [Красный казак]
El tren se formó con los vagones del Lenin literario-instructor al regresar de su tercer y último viaje el 1 de enero de 1920. Constaba, como su predecesor, de 16 vagones. Salió de Moscú el 9 de abril de 1920 hacia el Don y Kuban, recién liberados de Denikin. La decoración fue encargada de nuevo al Izo-Agit cambiando completamente la que procedía del literario-instructor Lenin. Constaba de 20 vagones. Realizó un único viaje y al regresar sus vagones se utilizaron para el tren de agitación ucraniano Lenin.

Su decoración tenía el objetivo de acercar a los cosacos -recordemos que fueron la principal fuerza de choque del zarismo- a la revolución de Octubre.

Tren agitador-instructor El Cosaco rojo

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin

 


Tren de agitación El Caúcaso soviético [Советский Кавказ]
Concurso para la decoración en abril de 1920. El 5 de junio terminaron los trabajos de pintura.En un primer momento se llamó Cáucaso Rojo [Красный Кавказ]. A finales de mayo Lenin había escrito una carta urgiendo a su puesta en marcha. Según el informe de finales de 1920 realizó un único viaje. El tren salió de Moscú en julio y se dirigió al Cáucaso Norte y Azerbaidjan hasta octubre de ese mismo año.

 

Tren de agitación El Cáucaso soviético
Tren de agitación El Cáucaso soviético

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin

 


Tren de agitación ucraniano Lenin [Украинский агитпоезд имени В.И. Ленин]
En el verano de 1920 se decide que el Cosaco Rojo pase a depender del gobierno ucraniano y cambie su nombre a Lenin. También cambió la decoración. Se restauran 27 imágenes y 5 se hacen completamente nuevas. A primeros de agosto el tren llega a Kharkov. Entre el personal del tren se encuentra el presidente del departamento de trenes y barcos de agitación ucranianos, Perelman [Перельман], el presidente del departamento artístico, Pekelis [Пекелис], el redactor político Baranovski [Барановский] así como Novinski y 10 artistas del izo-agit. Al llegar a Kharkov el presidente del VTsIK ucraniano ordena que esté listo en 10 días. Constaba de 16 vagones decorados.

Tren ucraniano agitador-instructor Lenin
Tren ucraniano agitador-instructor Lenin

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin

 


Tren de agitación Bandera roja [Красное знамя]
Se dirigió hacia el frente polaco. Se decidió formar a mediados de agosto de 1920 y partió problablemente en septiembre. Al parecer solo hizo un viaje, porque el 11 de febrero de 1921 se decide su eliminación. El encargado de su decoración fue Vinogradov.


Tren de agitación Ferroviario rojo [Красный железнодорожник]
Al parecer  no fue patrocinado por el VTsIK, pero no he podido encontrar a la entidad responsable de su creación.

Tren de agitación El ferroviario rojo
Tren de agitación El ferroviario rojo

Galería fotográfica:

Powered by Cincopa WordPress plugin

 


Tren de agitación El norte rojo [Красный север]
El 3 de mayo de 1921 se forma el jurado para decidir su decoración y lemas. Se utilizaron vagones del Bandera Roja, de forma que en ocasiones se denominaba “antiguo Bandera Roja”. Sin embargo, los vagones se pintaron todos de nuevo.


 

BARCOS DE AGITACIÓN

Paralelamente a la formación de trenes ya en marzo de 1919 se decidió la utilización de barcos y barcazas para la agitación y propaganda a lo largo de los principales ríos de Rusia y Ucrania. En concreto se proponía lo siguiente:
-el uso del barco Spartak para recorrer el Volga.
-el uso de la barcaza Skachkov [Salto] para recorrer el Oka.
-buscar un barco que permitiese lo mismo en el Dnieper.
-el uso del barco Amanecer en el lago Onezhski. Junto con dos barcazas inició su actividad el 29 de abril de 1919.
-el uso de un barco o barcaza para el Dvina norte.

Sin embargo lo que realmente se llegó a llevar a cabo y de lo que he encontrado alguna información es l0 siguiente:

  • Barco de agitación Estrella Roja [Красная звезда] (VTsIK)
  • Barco de agitación Iakov Sverdlov [Яков Свердлов](VTsIK). El primer viaje comenzó el 2 de mayo de 1919. El segundo, el 8 de junio. Sin embargo según parece tenía diversas insuficiencias y el 31 de julio de 1919 fue liquidado.
  • Viaje del barco de agitación M. Kalinin [М. Калинин].
  • Al parecer también se organizó un barco de agitación en el Don, el Voronezh y el 5 de mayo de 1920 en Saratov se organiza el Antorcha del socialismo [Факел социализма].
  • En el Dnieper funcionaron diversos barcos de agitación. Uno de ellos llevaba por nombre Bolchevique.
  • Barco Amanecer en el lago Onezhski. Junto con dos barcazas inició su actividad el 29 de abril de 1919.
  • Barcaza La eslava [Славянка]. Se creó una comisión el 19 de mayo de 1919 para su puesta en marcha.

Barco de agitación Estrella Roja
Junto al tren Revolución de Octubre fueron los medios más importantes y conocidos. Tuvo como instructores a Molotov y a N. Krupskaia, que escribió un diario sobre su experiencia a bordo (en ruso, vol. 11 de sus Obras pedagógicas). La mujer de Lenin pasó un mes y medio en el barco como instructora del Narkompros. El Estrella roja [Красная звезда] realizó tres viajes de propaganda:
-El primero del 6 de junio al 18 de octubre de 1919.
-El segundo del 1 de julio al 28 de septiembre de 1920.
-El tercero del 28 de abril al 27 de junio de 1921.

El recorrido iba desde Nizhni Novgorod a Kazan por el Volga y de allí a Perm por el Kama (ver mapa).

El vapor iba equipado con una imprenta, una libreria, una radio transmisor-receptor, lo que permitía el contacto con Moscú, realizar un periódico y distribuirlo en ciudades y pueblos que no tenían contacto con el exterior durante meses. Había también una zona de exposición, que iba cambiando de tema según las necesidades de la zona visitada, desde la electrificación del campo hasta la higiene infantil  y el cuidado materno. Acompañaba al barco una barcaza en la que se proyectaban películas con hasta 1000 espectadores. Así describe la barcaza Krupskaia en su diario: “Al lado permanece una barcaza, pintada con un color rojo brillante y con dibujos. Esta barcaza viene con nosotros: en ella habrá un cinematógrafo, un depósito de libros y librería y una exposición eléctrica”. El barco viajaba de noche y durante el día se realizaban las actividades de propaganda y las reuniones con miembros del partido y de las instituciones soviéticas, que es lo que más se cuenta en el diario de Krupskaia.

La presencia del cine fue muy útil para las tareas de propaganda ya que buena parte de la población con la que contactaban no hablaba ruso y resultaba por tanto inútil las intervenciones de los agitadores enviados desde Moscú. El lenguaje universal del cine podía ser comprendido tanto por la población chuvash, bashkir, tartara o rusa. A lo largo de tres meses en uno de sus viajes organizó 196 sesiones cinematográficas con 225.000 espectadores.

Barco de agitación Estrella Roja
Barco de agitación Estrella Roja

Mapa del recorrido:

Estrella Roja

Powered by Cincopa WordPress plugin

Una visión mucho más sarcástica sobre los barcos de agitación aparecen en una de las más famosas adaptaciones de la novela de Ilf y Petrov Las doce sillas. Con el mismo título y dirigida por el rey de la comedia de los años 60 y 70, Leonid Gayday [Леонид Гайдай], la obra nos muestra el viaje de un par de pícaros, Ipolit Vorovianinov y Ostap Bender, en busca de unos diamantes que la suegra del primero de ellos escondió en una silla de un conjunto de doce durante la Revolución. En su búsqueda llegan a un barco de agitación al que presuntamente han ido a parar alguna de estas sillas. Resumo brevemente el fragmento que veremos para los que no sepan ruso: Ostap se hace pasar por un pintor para poder conseguir alojamiento en el barco. Exige, además, la presencia de su ‘joven ayudante’, que no es otro que el envejecido Ipolit. Mientras el personal del barco se dedica a tareas de propaganda, consiguen hacerse con una silla, pero los diamantes no se encuentran allí. Al día siguiente se dedican a la tarea para la que han sido contratados, la realización de un gran mural propagandístico. Los resultados saltan a la vista.

12 Sillas en Youtube

 

EL CINE Y LOS TRENES Y BARCOS DE AGITACIÓN

Tren de agitación Revolución de Octubre
Decoración del tren de agitación Revolución de Octubre. Quizá no se aprecia muy bien, pero consiste en un rayo de luz procedente de un proyector de películas que ilumina las artes y ciencias: teatro, cine , etc.

Los trenes de agitación fueron importantes para el cine de los primeros años de la revolución y el cine lo fue para los trenes de agitación. Esto último era debido a varios factores. El primero, que el cine era el principal medio para atraer gente a las actividades del tren. Una vez asistían a una proyeccción era más fácil que participasen en alguna otra de las actividades organizadas. En segundo lugar, el uso del cinematógrafo asociaba a los bolcheviques con la modernidad. Para muchos campesinos fue esta la primera vez que pudieron asistir a una proyección cinematográfica. En tercer lugar, las autoridades soviéticas estaban muy interesadas en que la población las conociese. De ahí el nombre de muchos de los trenes o el reparto de retratos de Lenin y otros dirigentes. Como nos cuenta Levitski en sus memorias, una de las crónicas preferidas por los espectadores eran las imágenes en las que aparecía Lenin -dicho esto con toda la salvedad que supone un libro publicado en la época soviética-.  Y por último, el cine era uno de los medios más útiles para la propaganda para una población en gran parte analfabeta y multinacional: su lenguaje era universal.

El resultado es patente. Si vemos las estadísticas comprobamos que de todas las actividades que realizaban los trenes y barcos las sesiones de cine eran las más exitosas. Probablemente más de dos millones y medio de espectadores entre todos los viajes. Estos son los datos de algunos trenes:
Literario-instructor Lenin: Tercer viaje: 146 sesiones -182 según otra versión-, 554.000 espectadores.
Revolución de Octubre: Primer viaje: 70 sesiones, 42.616 espectadores.
Estrella roja: Segundo viaje: 47 sesiones para adultos, 77.800 espectadores y 23 sesiones para niños 20.400 espectadores.
Cáucaso rojo: Primer viaje: 79 sesiones de cine, 150.000 espectadores.
En el resumen de finales de 1920 se dan los siguientes datos, sólo para los trenes organizados por el VTsIK hasta esa fecha:
Sesiones de cine: 1962. Asistentes a las sesiones de cine y conciertos: 2.216.000

Sesión de cine en un tren de agitación
Sesión de cine en un tren de agitación

¿Qué era lo que se proyectaba en estas sesiones? En primer lugar hay que decir que el cine en sí ya era suficiente espectáculo para aquellos que no habían visto nunca una proyección cinematográfica, pero si nos centramos en el contenido, podemos decir que constaba de tres modalidades: carteles cinematográficos de agitación -kinoplakati-, agitki y crónicas. Los primeros eran una de las formas más primarias  y naifs de propaganda fílmica. Iban desde algo tan simple como la filmación de la representación ‘teatral’ de un cartel, sin apenas movimiento y de muy corta duración hasta el uso de fragmentos de documentales con una acción muy concreta. Fueron muy populares, por ejemplo los de oposición entre “antes y ahora” en los que se comparaba la situación en la época zarista y en la actualidad. Entre los que sabemos que se utilizaron en los trenes y barcos de agitación se encuentra por ejemplo el que se mostraba en el tren el Cosaco Rojo: ante las quejas por parte de un viejo cosaco por la dureza de los tiempos tras la guerra, se creó un kinoplakat en el que se leía: “Camaradas, no olvidéis que los blancos, al retirarse, destruyeron todo lo que pudieron“. A continuación se mostraban imágenes de campesinos trabajando un campo con tractores cerca de Krasnodar. La película terminaba con el llamamiento: “¡Camaradas, a vosotros, libres de ahora en adelante, la Moscú roja os invita a un trabajo libre y gozoso“. (Kinoplakat El cosaco rojo [Красный казак], 1920). Los lemas como era habitual eran similares a los carteles de la época y respondían a las mismas necesidades: la guerra, el hambre, la desorganización, etc. Prácticamente no han quedado copias de estos kinoplakati, que se conocen principalmente por los listados de montaje.

De las agitki ya hemos hablado en otras ocasiones y pronto les dedicaremos una entrada completa. Nos limitaremos a recordar que se trataba de películas realizadas durante los años de la guerra civil, de muy bajo presupuesto, a veces sin actores profesionales, y destinadas a la propaganda sobre temas básicos: la lucha contra los blancos, el hambre, etc.

Respecto al cine documental, o crónicas como lo denominaban entonces, los trenes no eran sólo grandes consumidores sino también productores. Ya vimos en la entrada sobre Cine-Semana que en el verano de 1918 todos los operadores recorren el territorio soviético en guerra: Tissé con el tren de agitación ‘Lenin’, el Volga. Al volver se dirige al frente occidental, grabando en Dvinsk y Riga. Zavoslaev va a Iaroslavl y después de dirige a Bielorrusia y Ucrania. Lemberg hacia Tver, Astrakhan y el Cáucaso. Novitski en Kiev y Voronezh y Ermolov en el frente sur. Dored en los Urales y Levitski acompaña a Kalinin en el tren de agitación “Revolución de Octubre”. En el primer viaje de este mismo tren viajaron Ermolov, Giber y Tisse. Cuando todavía se contaba con suficiente película para realizar Cine-semana, la mayor parte de estas grabaciones se incluían en estos reportajes. Cuando la escasez lo hizo imposible, se grabó para corto y mediometrajes con identidad propia.

Los fragmentos que se utilizaron en Cine-Semana fueron los siguientes:
-Moscú. Salida hacia provincias del tren de agitación “Lenin”. Cine-semana Nº 17. 1918.
-Salida hacia el frente de un “tren-librería” con literatura: vagón, banderas de adorno, carteles, personal del tren, entre los que se encuentra Demian Bedny. el tren parte. Cine-semana Nº 26. Día del Oficial Rojo (fragmentos). 1918
-”Tren ‘Lenin’ en el abastecimiento al frente y a la población de literatura”: distribución de literatura, mítin en la estación de Alatyr. Cine-semana Nº 29 (fragmentos). 1918.
-Frente norte: el tren de agitación Lenin; comprobación del tren blindado antes de la salida al frente. Cine-semana Nº 38. Primer anivesario del Ejército Rojo. 1919.

Dziga Vertov, a la derecha, como 'acomodador' de una sesión infantil de cine
Dziga Vertov, a la derecha, como 'acomodador' de una sesión infantil de cine

Respecto a las películas grabadas sobre los trenes de agitación tenemos:

Tren de agitación del VTsIK [Агитпоезд ВЦИК] (1921). Operador: Levitski. Montador: Dziga Vertov.
Barco Estrella Roja [Агитпароход Красная звезда] (1919). Operadores: Ermolov y Lemberg. Montador: Vertov.
-Crónica sobre el tren de agitación Cáucaso soviético [Советский Кавказ]. Operador: Lemberg. No se descarta que el montador fuese Vertov.
Primer agrotren de agitación Lenin [Первый агропоезд имени товарища Ленина] (1922). Operador: Lemberg. Aunque ya no forme parte de los trenes de agitación del periodo de comunismo de guerra lo hemos incluido en esta relación.

Vagón de cine del tren Revolución de Octubre
Vagón de cine del tren Revolución de Octubre

Contamos con los relatos de varios operadores contando sus experiencias en los trenes de agitación en sus memorias y otros escritos. Lemberg nos cuenta cómo los operadores eran llamados simplemente съёмщики, ‘grabadores’ o ‘rodadores’, una denominación que no les gustaba demasiado. Lo consideraban algo desdeñoso para un trabajo que tenía una parte creativa. De hecho, hasta que no se empezó con Gardin a crear un guión previo para la grabación, los operadores rodaban simplemente lo que les parecía más interesante del acontecimiento al que acudían. El concepto de director de documentales, o crónicas, parecía absurdo. El mismo Lemberg cuenta como, tras grabar con P. Ermolov en el barco de agitación Estrella roja, D. Vertov fue el encargado del montaje de la película que llevaba ese mismo título. Ellos propusieron que Vertov apareciese como director, pero fue rechazado. Los directores sólo podían darse en las películas de ficción.

Nos cuenta también que en los documentales del período se consideraba que mejor que algo completo y detallado era fijar cualquier acontecimiento. En esencia, se les pedía un protocolo cinematográfico: detallado, fidedigno, sin prentender generalizar. De ahí la costumbre de grabar desde uno o dos puntos, dar planos generales, no acentuar detalles concretos y evitar los primeros planos.

Otro operador, A. Levitski, en su libro de memorias Рассказы о кинематографе tiene un capítulo, Агитпоезд, dedicado a sus viajes en el Revolución de octubre en dos ocasiones. La mayor parte del texto más que a explicar sus tareas en el tren o cómo funcionaba el departamento de cine en los trenes de agitación, está dedicado a sus recuerdos de M. Kalinin, el personaje más importante que viajaba en el tren. No obstante, hay detalles Según nos cuenta fue Kuleshov el que le invitó a participar en el primer viaje -el séptimo del tren- en el que coincidió con Vertov como jefe del vagón cinematógrafo. Quizá lo más destacado de su relato -demasiado centrado en el panegírico de Kalinin- sea la comparación entre la pobreza y el hambre en Rusia comparada con la Ucrania soviética todavía en guerra, pero muy especialmente la falta acuciante de película. Para el primer viaje Levitski obtuvo 120 metros de película, lo que da apenas para 6-7 minutos. Para el segundo en el que participó, el octavo del Revolución de octubre, nos cuenta el regateo para obtener más película consiguiendo al final dos cajas que debían contener en principio 120 metros cada una. Cuando las abrió, se encontró con que una contenía solamente unos 70 metros. No extrañará por tanto que quedase alucinado cuando al llegar a Rostov pidió en el departamento de cine más película y le dieron ¡600 metros! Fue tanta la sorpresa que olvidó regatear para conseguir más.

¿Cómo vivían los espectadores la experiencia cinematográfica? Todos los trenes contaban con un vagón cinematográfico que era así descrito en un informe sobre el tren literario-agitador Lenin: “El cinematógrafo ocupa un gran vagón, con asientos para los espectadores elevándose a medida que se alejan de la pantalla, con un púlpito para el lector junto a la pantalla, con un piano con el que el pianista ilustra lo que se muestra en las imágenes con piezas musicales”. Lo habitual era que agitadores acompañasen la proyección realizando tareas de propaganda. En la fotografía que acompaña este texto podemos ver un gramófono a la izquierda y el piano a la derecha, junto a la pantalla. Lo habitual era realizar sesiones infantiles y sesiones para adultos.

Respecto a la actitud referente a lo proyectado, ya vimos en nuestra entrada sobre Cine-Semana cómo Listov nos contaba la historia de unos campesinos que pedían una y otra vez que se repitiese una filmación simplemente porque en ella aparecía un tranvía, algo que no habían visto nunca y que les interesaba mucho más que la delegación extranjera que llegaba en él. En uno de sus textos, Vertov nos cuenta una experiencia similar, aunque conviene tener en cuenta que el director estaba empeñado en su lucha contra el cine de ficción comparándolo con el documental. No voy a extenderme más sobre este cineasta ya que nuestra próxima entrada tratará de la relación de Vertov con los trenes de agitación. Veamos el texto:

‘Ajtores’-Caballos
Los campesinos llamaban ‘ajtores’ no solo a los cosacos pintarrajeados en las paredes de los vagones sino también a los caballos representados, solo que estos caballos nos estaban bien herrados en los dibujos.
Cuanto más apartado estuviese un sitio menos profundizaban los campesinos en el sentido importuno-agitador de los dibujos. Miraban atentamente cada dibujo, cada figura por separado. A mis preguntas de si les gustaban los dibujos respondían: ‘No lo sabemos, somos una gente ignorante, analfabeta”.
Esto, sin embargo, no impedía a los campesinos comentar entre ellos, claramente riéndose de los caballos-‘ajtores’.

Sesión de cine en el pueblo
Año 19[20]
Soy el jefe del vagón de cine. En una apartada estación damos una sesión de cine.

En la pantalla un drama cinematográfico. Blancos y rojos. Los blancos beben, bailan y besan a mujeres. En los intermedios fusilan rojos. Rojos en clandestinidad. Rojos en el frente. Vencen los rojos y  conducen a prisión a todos los blancos, en estado de embriaguez, junto con las mujeres.
<…> Los espectadores, campesinos analfabetos o poco alfabetizados, no leían los intertítulos. En el contenido había cosas en las que no podían profundizar. Miraban momentos separados, como los cuadros en el tren pintado.
Sangre fría e incredulidad.
Estos espectadores, todavía inocentes, no comprenden las convenciones teatrales. Una ‘dama’ significa para ellos una dama, por mucha ‘ropa campesina’ que lleve. Estos espectadores es la primera o segunda vez que ven una pantalla de cine, todavía no entienden el gusto por el garrafón cinematográfico y cuando tras los ‘ajtores’  empalagosos del drama aparecen en la pantalla auténticos campesinos, todos se reaniman y se quedan colgados de la pantalla.
Un tractor auténtico, del que sólo saben de oídas, pasa por un terreno y lo ara en un momento ante los ojos de los espectadores. Conversaciones, gritos, preguntas. Sobre los ‘ajtores’ ni una palabra. En la pantalla lo  suyo, lo verdadero. La pantalla no descubre ni un falso movimiento teatral, no le roba su confianza campesina.
Este límite ostensible entre la percepción de los dramas y las crónicas se observaba en todas partes en las que las sesiones de cine se celebraban por primera, por segunda, por tercera vez. En todas partes donde el veneno no había penetrado profundamente todavía, donde aún no se había creado la necesidad de la ponzoñosa dulzura de los malos dramas de los besos, los suspiros y los asesinatos.

 

Quisiera terminar con un video en el que se recogen imágenes de diversos trenes de agitación. El vídeo lo he copiado y recortado de una versión más extensa en la que los primeros minutos tratan sobre la revolución rusa en general. He dejado exclusivamente los fragmentos que se refieren a los trenes. Cabe remarcar la aparición de Dziga Vertov a partir del minuto 4’30”. Es el chico con un gorro que deja pasar a los niños al vagón-cinematógrafo. El video me ha quedado en un tamaño menor que el original. Si lo queréis ver entero, aquí está.

BIBLIOGRAFÍA

Habréis visto algún número entre paréntesis. Se corresponde a la página en la que aparece la información en Агитмассовое ислусство Советской России Материали и документы. Агитпоезда и агитпароходы. Передвижной театр. Политический плакат. 1918-1932. Москва Искусство, 2002. 2 vol. Introducción: Роспись агитпоездов и агитпароходов. Передвижной театр. Es la obra fundamental de la que he obtenido buena parte de los textos y las imágenes. En esa misma obra la información la obtuvieron de un texto de la época:

-Агитпарпоезда ВЦИК. Из история, аппарат, методы и формы работы. (1920).

-Por último he utilizado el capítulo sobre el cine ruso durante la guerra civil en el libro de Richard Taylor, The politics of the Soviet Cinema 1917-1929.

 

6 comentarios en “Trenes y barcos de agitación (1918-1921)

  1. Excelente post, lo he leido con fruición pero espero volver a releerlo por la cantidad y calidad de la información que nos acerca. Hace ya unos meses que sigo el blog y espero hacerlo aún con más interes. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *